1 evento en vivo

¿Qué tanto conoces sobre la salud de las encías?

26 dic 2016
09h15
actualizado el 16/1/2017 a las 03h00
  • separator
  • comentarios

Cuándo se habla de higiene bucal, las personas siempre piensan en el cepillado de los dientes y de la lengua. Pero hay otra parte de la cavidad bucal que es igualmente importante, pero olvidada: la encía, un tejido que recubre el interior de la boca protegiendo y ayudando a sujetar los dientes.

Una encía sana es de color rosa pálido, o rosa coral, textura firme y presenta un punteado similar al de la piel de naranja.

La encía se divide en dos partes: la encía libre y la encía insertada. Ambas se combinan para formar la encía papilar, cuya función es evitar el impacto de la comida en la zona interproximal bajo el área de contacto con los dientes para que no se llegue a formar ninguna enfermedad periodontal, como la gingivitis.

Los signos y síntomas clásicos de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que pueden sangrar cuando se cepillan. Otro signo de enfermedad en las encías, es que pueden provocar mal aliento o mal gusto recurrentes aún cuando la enfermedad no esté avanzada.

El biofilm dental (placa bacteriana) es el principal responsable de las enfermedades de las encías y el control eficaz de la misma nos ayudaría a prevenirlas.

Lo ideal es cepillarse después de cada comida por lo menos cinco minutos por vez. El cepillado deberá ejecutarse con suavidad para evitar dañar las encías. Por último, es esencial visitar al dentista con regularidad y así prevenir cualquier enfermedad que pueda afectar a la salud bucal.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

Obtén la sonrisa perfecta

La encía se divide en dos partes: la encía libre y la encía insertada
La encía se divide en dos partes: la encía libre y la encía insertada
Foto: Piotr Marcinski; / ThinkStock
JS Conteúdo

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad