1 evento en vivo

Los 5 consejos indispensables para un cepillado perfecto

19 oct 2016
05h00
  • separator
  • comentarios

¿Usted cepillas los dientes tres veces al día, usas hilo dental y visitas regularmente el dentista? Si la respuesta es afirmativa, ya estás haciendo mucho por su salud bucal. Por lo general, menos de la mitad de los adultos tienen una rutina de higiene oral aceptable.

El agua para cepillarse no debe ser ni frío ni caliente
El agua para cepillarse no debe ser ni frío ni caliente
Foto: Shutterstock

Estudios realizados a lo largo de los últimos años han demostrado que pocas personas tienen una rutina de limpieza de los dientes, y más de la mitad no sabe exactamente cuál es la mejor forma de cuidar de las piezas dentales.

Ver más:
Cosas que hace un dentista y que ni te imaginabas
Caries: 6 señales que advierten de su presencia

La salud bucal es importante para el éxito de la gestación

Los cuidados con la boca nunca son demasiados, y por esto te pasamos algunas tips para lucir una sonrisa cada vez más blanca y saludable:

1 - El uso de cepillos interdentales, hilo o cinta adhesiva al menos una vez al día, ayudará a eliminar la placa y los restos de alimentos entre los dientes, donde el cepillo no llega.

2 - Para el cepillado dental debemos cepillar todas las caras de los dientes con movimientos suaves circulares o de barrido abarcando tanto los dientes como el tejido gingival, esencial para mantener sana la encía.

3 - La lengua es donde más tenemos almacenadas bacterias que producen mal aliento, por ello no debemos olvidar cepillarla con movimientos de adentro hacia afuera.

4 - No forzar las encías con el cepillo. Existe un mito relacionado con las encías: si sangran, no hay problema. Esto es mentira. En el caso de que, al limpiarnos, nuestras encías sangren repetidamente debemos acudir a nuestro dentista para comprobar que no estamos padeciendo ningún problema grave.

5 - El agua para cepillarse no debe ser ni frío ni caliente. El  contraste de temperaturas puede llegar a dañar de forma considerable la salud bucal: tanto el frío como el calor extremo provocan contracción y dilatación en los dientes, produciendo fisuras en la superficie del esmalte y aumentando la sensibilidad de las piezas dentales. Es por eso que debemos lavar nuestros dientes sencillamente con agua tibia.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

JS Conteúdo

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad