1 evento en vivo

Toyota C-HR 2018 cambia los paradigmas

El C-HR está disponible en dos niveles: XLE y XLE Premium.

14 mar 2017
21h13
  • separator
  • comentarios

Estilizado, muy atlético y lleno de tecnología, el nuevo Toyota C-HR (Coupe High Rider), representa un salto adelante en diseño, construcción e ingeniería y a partir de este mes, estará disponible a través de la red de distribuidores Toyota en los Estados Unidos.

Foto: Toyota

Presentado originalmente como concepto en el París Motor show de 2014, el C-HR mantiene el aspecto vanguardista en su físico, es moderno, confortable y atrevido.

El C-HR está disponible en dos niveles: XLE y XLE Premium, cada uno equipado con una larga lista de características estándar que entre otras cosas incluye rines de aleación de 18 pulgadas, control de clima para dos zonas, asientos de cubo y pantalla de siete pulgadas.

Pero no se crea que el C-HR únicamente se ve bien, tiene todo el espíritu deportivo necesario para impresionar hasta a los más escépticos, gracias a los esfuerzos del ingeniero en jefe de Toyota, Hiro Koba, quien es un corredor fanático que lleva la velocidad corriendo por sus venas.

Koba-san y su equipo, hicieron posible que el C-HR emocione a quien lo maneja sin importar el tiempo ni las condiciones incluyendo (para los muy afortunados) el famoso circuito de Nürburgring, lugar en donde el desarrollo del vehículo fue probado. Al igual que su original exterior, el C-HR combina a la perfección la comodidad, el control y la consistencia; su respuesta es muy impresionante para el paradigma competitivo que pretende cambiar.

El equipo global de diseño de Toyota se centró en el diamante como tema distintivo y trasladaron la forma de sus facetas y cortes a un estilo sin paralelo que al mismo tiempo que es sensual, es musculoso y muy incisivo con una expresividad ágil y dinámica.

Las líneas características del C-HR surgen desde la prominente placa de Toyota que se encuentra flanqueada por las luces y recorren el cuerpo que se adelgaza en su parte media. Estas líneas corren por debajo de las ventanas más delgadas y prosiguen por encima de la salpicadera trasera en dónde convergen con el pilar C.

La forma de diamante sirve para dar la curvatura necesaria para alojar las llantas montadas en rines de aluminio y diseño de vórtice de 17 pulgadas que acentúan la robustez del vehículo.

La parte trasera es un balance coherente de las elaboradas formas y líneas en 3D, las luces traseras sobresalen y el hatchback rematado por un labio que funciona como spoiler y voladizo funcional que le dan al C-HR una apariencia futurista.

Abrir las puertas y entrar al C-HR es pasar a una dimensión en la que el modernismo y el buen gusto se dan la mano en las superficies cubiertas por materiales suaves y algunos acentos en forma de diamante que brindan una atractivo visual.

La zona del conductor es dominada por el tablero ligeramente inclinado y que contiene posicionada al centro una pantalla de 7 pulgadas sobre el desplegado de las esferas de información vital del vehículo.

Foto: Toyota

El C-HR recibe dos primicias de Toyota, el Driver Distraction Secure Audio (DDSA por sus siglas en inglés) y la Brake Hold Function. La DDSA previene que algunos menús multimedia se desplieguen mientras el vehículo se encuentre en movimiento para evitar distracciones al conductor. La función Brake Hold sirve para mantener la fuerza de frenado en las cuatro ruedas para mantener el vehículo estacionario cuando esté detenido totalmente, como resultado, el vehículo se mantendrá firme aunque el conductor afloje la presión sobre el pedal del freno, una vez que el conductor oprima el acelerador, se libera el freno y el vehículo cobra movimiento.

Los asientos de cubo reforzados mantienen a los pasajeros cómodos y confortables. Seguramente todos los pasajeros apreciarán la generosa cantidad de espacios para guardar sus pertenencias así como para colocar vasos (dos al frente)  y botellas de agua (dos al frente y dos atrás).

Los asientos traseros se pueden plegar en caso de ser necesario un mayor espacio de carga y en su posición vertical es fácil colocar asientos para infantes gracias a sus puntos de anclaje denominados LATCH.

La nueva suspensión frontal MacPherson cuenta con una barra estabilizadora para mejorar sustancialmente la capacidad de respuesta del C-HR y proporciona estabilidad y comodidad en el viaje.

Sentirse conectado al camino, es una de las características del manejo deportivo y el C-HR facilita esa sensación gracias a su sistema de dirección asistida EPS.

El frenado se realiza con gran seguridad y eficiencia gracias a los discos frontales ventilados de 11.7 pulgadas y a los discos traseros sólidos de 11.1 pulgadas.

El responsable de darle al C-HR todo su poder, es un motor de 4 cilindros que desplazan 2.0 litros y es capaz de entregar 144 hp a 6,100 rpm y produce 139 lb-ft de torque a 3,900 rpm. Este motor está acoplado a una caja de transmisión variable continua que manda la fuerza a las ruedas delanteras.

En cuanto a seguridad se refiere, el C-HR viene equipado con el sistema Toyota Safety Sense (TSS-P) y es el único vehículo de su segmento en estar equipado de fábrica con el sistema Pre-Collision de frenado activo y también es el único crossover del mercado con  Full-Speed Range Dynamic Radar Cruise Control como equipo estándar.

TSS-P es un juego de avanzadas características activas de seguridad que alimenta la función de frenado Pre-Collision con la información proporcionada por el sistema de detección de peatones y activa el frenado automático de emergencia, también cuenta con el sistema de alerta de cambio de carril con asistencia al volante y el ya mencionado Full-Speed Range Dynamic Radar Cruise Control (DRCC).

Los precios iniciales sugeridos para los dos modelos del C-HR en los Estados Unidos son $22,500 dólares para el modelo XLE y $24,350 dólares para el XLE Premium, estos precios no incluyen el costo de envío, procesamiento y manejo.

Foto: Toyota

LO MÁS VISTO EN TERRA TV:

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad