Vida Sana

publicidad
18 de septiembre de 2012 • 10:40 AM • actualizado a las 11:19 AM

Programa de calidad de vida ayuda a los pacientes oncológicos

La combinación de terapia física, psicoterapia, técnicas de relajación y charlas espirituales ayudaron a pacientes oncológicos durante el tratamiento.
Foto: Thinkstock
 

Un programa terapéutico orientado a mejorar la calidad de vida ayuda a las personas bajo tratamiento por cáncer avanzado, según demuestra un estudio de la Clínica Mayo, situada en Rochester, Minnesota.

Los pacientes que concurrieron a las sesiones, que combinaban terapia física, psicoterapia, técnicas de relajación y charlas espirituales, sintieron una calidad de vida estable durante el tratamiento, mientras que los pacientes oncológicos sin esa asistencia empeoraron.

Los autores consideraron que en los hospitales pequeños, los médicos también pueden orientar a los pacientes a buscar ayuda espiritual o emocional, o alentarlos a ser más activos.

"El diagnóstico de cáncer genera mucho estrés a muchas personas. Aún sigue siendo un diagnóstico que causa terror", dijo el psicólogo Matthew Clark, autor principal del estudio. Es más: comentó que los pacientes tienen que sobrellevar los efectos adversos del tratamiento y, en muchos casos, con el estrés de estar lejos de la familia y los amigos.

El equipo de Clark estudió a 131 pacientes con cáncer avanzado de colon, cerebro y pulmones. Todos habían recibido el diagnóstico el año anterior y recibían radioterapia.

Al azar, los autores les indicaron concurrir a seis sesiones de 90 minutos para mejorar la calidad de vida física, mental y espiritual o seguir recibiendo sólo la atención habitual.

Los pacientes asistieron a la mayoría de las sesiones junto con su cuidador primario.

A las cuatro semanas, la calidad de vida de los participantes del programa era de 75 en una escala de 0-100 puntos, comparado con 69 en el grupo bajo tratamiento habitual.

Pero a los seis meses, la calidad de vida de los pacientes era de 77 o 78 puntos, independientemente del tratamiento recibido.

Allison Applebaum, psicóloga clínica del Centro de Oncología Memorial Sloan-Kettering, de esta ciudad, dijo que ve a muchos pacientes afectados por depresión, ansiedad y cuestiones existenciales durante el tratamiento oncológico.

"Muchos hasta desarrollan algunos síntomas de estrés postraumático", indicó Applebaum, que no participó del estudio.

Explicó que "con el cáncer surgen muchos cambios de roles y pérdidas, como la de la capacidad de trabajar, de relacionarse o rendir físicamente".

El programa de la Clínica Mayo no modificó cómo los cuidadores calificaban su calidad de vida, según publica el equipo en Cancer. Al final del estudio, dijeron que habrían preferido un grupo sólo de cuidadores y estrategias para mejorar su calidad de vida.

Applebaum comentó que las tasas de depresión de los cuidadores pueden ser tan o más altas que en los pacientes. En el 2011, comenzó una clínica sólo para cuidadores.

Cada vez más investigadores están reconociendo la importancia de tratar las necesidades mentales y emocionales de los pacientes oncológicos, pero aún existen limitaciones para llegar a todos.

"Atender el cáncer no se trata de cuidar el cuerpo -insistió Applebaum-. También hay que ocuparse de la calidad de vida, la salud mental y la espiritualidad".

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.