Salud

publicidad
05 de febrero de 2014 • 01:52 PM

Azúcares agregados son abundantes en dieta EEUU y están asociados con la mortalidad

Un equipo de los CDC de Estados Unidos analizó los resultados de las encuestas nutricionales realizadas a la población adulta del país en las dos últimas décadas, y halló que el consumo de azúcar de la mayoría superaba la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, los adultos que obtenían más calorías que las recomendadas de los azúcares agregados eran más propensos a morir por enfermedad cardíaca que los que habitualmente consumían poco azúcar agregado.

"Sabemos que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en Estados Unidos. Son muchos los factores de riesgo y varios son modificables", dijo la autora principal, Quanhe Yang, investigadora de los CDC de Atlanta.

En JAMA Internal Medicine, el equipo de Yang publica que el Instituto de Medicina recomienda que los azúcares agregados proporcionen menos del 25 por ciento de las calorías diarias que ingiere una persona. La OMS fija ese límite en el 10 por ciento.

En cambio, la Asociación Estadounidense del Corazón aconseja que las mujeres y los hombres no consuman, respectivamente, más de 100 y 150 calorías diarias derivadas de azúcares agregados.

El equipo de Yang analizó los resultados de una serie de encuestas sobre la alimentación de la población adulta de Estados Unidos realizadas entre 1988 y el 2010. En ese período participaron más de 31.000 personas.

En el período 1994-1998, los adultos obtenían alrededor del 16 por ciento de las calorías diarias de los azúcares agregados, comparado con el 17 por ciento entre 1999 y el 2004, y el 15 por ciento en el período 2005-2010.

En esos últimos años, el 71 por ciento de los adultos de Estados Unidos ingería un 10 por ciento o más de calorías de los azúcares agregados, mientras que un 10 por ciento obtenía al menos el 25 por ciento de calorías de esa fuente, que incluía bebidas dulces y frutales, postres con leche y caramelos.

El equipo también revisó información de 11.733 encuestados en los primeros años de esos relevamientos. A todos se los siguió hasta el 2006. En 15 años, 831 participantes murieron por enfermedad cardiovascular (infartos, accidentes cerebrovasculares y enfermedad arterial).

Comparados con los que consumían menos del 10 por ciento de sus calorías diarias de los azúcares agregados, los que obtenían entre el 10 y el 25 por ciento de sus calorías diarias de los azúcares agregados eran un 30 por ciento más propensos a morir por enfermedad cardiovascular en el período.

En aquellos que ingerían el 25 por ciento o más de sus calorías de los azúcares agregados se duplicaba el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular.

Y ese aumento del riesgo no se podría atribuir a las diferencias de edad, sexo, educación, consumo de tabaco, actividad física, tratamientos farmacológicos, presión, peso u otros ingredientes de la alimentación.

FUENTE: JAMA Internal Medicine, online 3 de febrero del 2014.

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.