publicidad
12 de diciembre de 2013 • 11:05 AM • actualizado a las 11:06 AM

Kim Basinger: con 60 años, el triunfo de la cirugía estética

La actriz estadounidense acaba de cumplir 60 años y puede presumir de estar igual de bella, o más, que en su juventud. ¿Su secreto? Su buena genética y el punto justo de cirugía estética.

 

La actriz estadounidense es el ejemplo perfecto de cómo nos gustaría envejecer a todas las mujeres, ya que a pesar de que el paso de los años se ve reflejado en su rostro, su buena genética y su encanto natural la hacen estar siempre estupenda.

A pesar de que el nombre de Kim Basinger siempre ha estado en las listas de mujeres más bellas de Hollywood, podría decirse que forma parte de esa exclusiva minoría de personas que mejora con el paso de los años, y más envidiable nos resulta aún, cuando vemos que no ha sido todo gracias a la cirugía, como les pasa a otras mujeres famosas.

Ireland Baldwin, la espectacular hija de Alec Baldwin y Kim BasingerHaz clic para ver el video en Terra TV
Ireland Baldwin, la espectacular hija de Alec Baldwin y Kim Basinger

Relacionado: Kim Basinger y su hija, como dos gotas de agua

El secreto de su eterna juventud radica en su buena genética, y más concretamente, en su estructura ósea, que le ha permitido envejecer de manera menos evidente que el resto de mujeres que rondan su edad, como Sharon Stone o Meryl Streep, que han sufrido el desgaste habitual de esas edades.

Observa y compara a las maduritas famosas quien como la despampanante rubia, son 'Swofty' - nuevo término usado para llamar a las mujeres mayores de 50 años - que generan deseo entre los hombres. 

En cualquier caso, los años no pasan en balde por la actriz de ‘Nueve semanas y media’, y a pesar de su sensacional estructura ósea que actúa de soporte para los músculos de su cara, en ocasiones ha tenido que recurrir a pequeñas intervenciones de cirugía estética par esconder las evidencias causadas por el paso del tiempo.

A pesar de que la actriz está estupendamente, habrá que mencionar para la sorpresa de muchas, que ella es de carne y hueso y que como el resto de mujeres del mundo ve como su rostro envejece año tras años. Su cara ha perdido mucho volumen y sus pómulos y mejillas han perdido la prominencia que tenían en su juventud, por lo que no descartamos que haya recurrido en alguna ocasión a la ayuda del bótox y algún ‘arreglillo’ más. 

Ella ha sido bendecida con su genética ya que no ha terminado como otros famosos casi monstruosos quienes se han convertido en personajes 'muy difíciles de mirar' por distintas razones: envejecimiento, abuso de las cirugías, o sencillamente porque no fueron dotados con el don de la belleza.

Conócelos a continuación

Terra