Amor y sexo

publicidad
12 de enero de 2011 • 01:30 PM

El primer beso es la experiencia más intensa de la vida, según estudio

¿Recuerdas la experiencia de tu primer beso?
Foto: Getty Images
 

El primer beso es una de las experiencias más intensas de la vida, más fuerte incluso que la pérdida de la virginidad. Ese es uno de los principales argumentos del libro La ciencia de los besos, de Sheril Kirshenbaum, una científica de la Universidad de Texas.

La autora del texto asegura que la mayoría de personas son capaces de recordar el 90% de los detalles del primer beso. Kirshenbaum pasó dos años recopilando información para su libro, que repasa la muestra de afecto presente en casi el 90% de las diferentes culturas del mundo.

En la investigación, la científica estadounidense explica la importancia del beso en el desarrollo de la especie humana. Además, el beso -definido como el encuentro de dos personas para intercambiar información sensorial- no está limitado a los humanos, sino que los animales también se besan.

¿Por qué besamos?

Una teoría indica es que el acto de juntar los labios con los de otra persona nos recuerda la tranquilidad, la comodidad y el apego de los cuidados de la infancia. Una idea freudiana que, en realidad, podría tener cierta validez, según Kirshenbaum.

Otra teoría en la misma línea relata que el beso nos recuerda una vieja costumbre de 'premasticación', en la que una madre mastica la comida y alimenta a su bebé a través de la boca. Pero, en realidad, la razón más importante y obvia de por qué nos besamos es que facilita la reproducción.

Las mujeres, que de acuerdo a los estudios ponen más énfasis en la importancia de un beso, utilizan el momento del boca a boca como una manera de juzgar el sabor de la lengua, los labios y la saliva para ver si el compañero es el adecuado.

Terra Colombia