Besos que los enloquecen, el poder de los labios

  • separator
  •  
  • comentarios
No sólo te concentres en los labios. Por la mañana despiértalo con unos besos a lo largo del hueso de su cadera. Puedes ir acercándote peligrosamente hacia la sección más íntima, pero no caigas en la tentación, detente justo ahí. Esa zona está llena de nervios por lo que lo harás sentir un hormigueo súper excitante. Lo que hagan después dependerá de ustedes.
No sólo te concentres en los labios. Por la mañana despiértalo con unos besos a lo largo del hueso de su cadera. Puedes ir acercándote peligrosamente hacia la sección más íntima, pero no caigas en la tentación, detente justo ahí. Esa zona está llena de nervios por lo que lo harás sentir un hormigueo súper excitante. Lo que hagan después dependerá de ustedes.
Foto: Getty Images / Con información de veintitantos.com

compartir

publicidad
publicidad