publicidad
27 de noviembre de 2012 • 05:21 PM

Los diseños de Fortuny que liberaron el vestir femenino se exhiben en N.York

 

Los vestidos del español Mariano Fortuny Madrazo (1871-1949) se exhiben en el Instituto Reina Sofía de Nueva York para mostrar la pequeña revolución que emprendió el diseñador para liberar a las mujeres del siglo XX de los clásicos corsés y buscar su belleza más natural.

La exposición "Fortuny y Madrazo: un legado artístico", presentada hoy y que estará abierta al público hasta el próximo 30 de marzo, recoge el trabajo de este versátil artista que destacó por sus diseños textiles y sus confecciones, pero también por sus pinturas y fotografías.

La peculiaridad de esta exhibición, comisariada por el diseñador Óscar de la Renta, es que el trabajo de Fortuny se muestra dentro de un contexto familiar y de la influencia que el legado artístico de sus antepasados tuvieron sobre el artista.

A lo largo de las dos salas que componen la muestra, los visitantes pueden observar de cerca vestidos Delphos, uno de los diseños icónicos de Fortuny basado e inspirado en la cultura griega clásica y cuya atemporal belleza sigue impresionando hasta hoy.

Este estilo tan propio del diseñador que buscaba resaltar la belleza natural de la mujer sin torturarla con corsés, se caracterizó por largas túnicas plisadas con una cinta a modo de cinturón, y que habitualmente se solía acompañar con una sobretúnica corta.

"Fortuny revolucionó el vestir femenino con prendas anchas y cómodas, muy diferentes a las que predominaban en la época, como el corsé. En este sentido supuso una liberación para la mujer", explicó a Efe la presidenta del Instituto Reina Sofía de Nueva York, Inmaculada de Habsburgo.

El diseñador, nacido en Granada, no solo encontró su inspiración en Grecia, sino que en sus producciones se plasma la influencia que tuvo el arte, la historia y la cultura de su España natal.

Así, se exhiben prendas en las que se puede ver la influencia española, concretamente en los bordados y las mantillas que incorpora a su indumentaria con los que evoca los dibujos que aparecen en las paredes de la Alhambra de Granada.

Entre estas prendas figura una capa de un rojo vivo inspirada en el capote que los toreros lucen al realizar el tradicional paseíllo antes de iniciar la corrida de toros.

Sus viajes también fueron una fuente de inspiración para el diseñador, ya que en sus confecciones se observa la influencia de Japón, con diseños basados en los tradicionales kimonos, y de Marruecos, con una línea de vestidos color tierra donde predominan las túnicas.

Los diseños de Fortuny transcendieron muchos niveles de la moda y algunas mujeres icónicas lucieron sus prendas, algo que ha permitido que su característico estilo perdure en el tiempo.

Entre ellas figuran los nombres de la marquesa Luisa Casati, Eleonora Berenson, Geraldine Chaplin, Lauren Hutton o Natalia Vodianova.

Además, la exhibición muestra al público las fotografías que el español tomó en algunas ciudades italianas como Venecia, donde pasó gran parte de su vida, así como algunas de sus pinturas entre las que destaca el cuadro "Árabe delante de un tapiz".

Para contextualizar el trabajo de Fortuny, el Instituto Reina Sofía, incorpora algunas pinturas de sus parientes más cercanos, como José Madrazo o Federico Madrazo, una de las figuras principales del Romanticismo español y uno de los retratistas más importantes de la época.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.