Moda

publicidad
19 de febrero de 2013 • 05:27 PM • actualizado a las 05:32 PM

Lo mejor del segundo día del Madrid Fashion Week

Si algo está claro en la semana de la moda madrileña es que todos, público y prensa, están deseosos de ver nuevas caras y propuestas entre los participantes. Hoy el jovencísimo sevillano Rabaneda ha sido el mayor atractivo de una jornada en la que las colecciones han tendido a lo sobrio y a lo excesivo casi a partes iguales.

Desfile de Rabaneda.
Foto: Gabriel Pecot / Terra
  • Eduardo Infante
 

La segunda jornada de la Mercedes-Benz Madrid Fashion Week ha comenzado con expectativas altas. Un debutante como Daniel Rabaneda, que con tan solo 26 años ya se ha colado en el programa oficial y es miembro de la Asociación de Creadores de Moda de España, es siempre interesante y, más aun, si presenta colecciones sin miedo a mezclar tejidos y formas como la suya.

Inspirado en parte en el personaje de la viuda negra de Marvel comics, su propuesta para el próximo otoño-invierno es fuerte y dura, moviéndose entre los negros y los grises con toques de rojo. Su prenda estrella, y quizá la del día, una capa salpicada de rojo sangre para una mujer potente y algo agresiva. 

Desfile de Rabaneda y María Barros en la Madrid Fashion WeekHaz clic para ver el video en Terra TV
Desfile de Rabaneda y María Barros en la Madrid Fashion Week

Tras el debut de Rabaneda, el día se ha movido en torno a dos líneas, las más depuradas y las que han tendido a lo espectacular. En primer lugar, están los clásicos que apuestan por lo sencillo y efectivo, como Roberto Torretta y su oda al cuero y al negro, y Angel Schlesser, con sus diseños urbanos y cortes masculinos para una mujer en azul, negro y rojo pasión.

Es de reseñar la presentación de Victorio & Lucchino, que lejos de los tópicos andaluces a los que algunos les han encasillado, han presentado prendas casi conceptuales para unos tiempos duros como los que vivimos. Se han atrevido con tejidos tecnológicos y cortes y volúmenes, casi siluetas bárril y rígidas en los hombros, aún no explorados en su marca. 

Ailanto.
Foto: Gabriel Pecot / Terra

Los hermanos Ailanto se han alejado sin embargo de lo casi austero de estas propuestas, con estampados exquisitos, un clásico de la marca, inspirados en la pintora ucraniana Sonia Delanuay que unían lo floral con lo geométrico. Una vez más han presentado una colección muy 'lady' y para mujeres de gusto refinado sin miedo al colorido, desde el rosa pastel hasta el mostaza.

Excesos en la pasarela

Roberto Verino y María Barros, que compartía desfile con Rabaneda, también han estado en el grupo que huía de lo sencillo, pero con diferentes resultados que Ailanto. Barros ha propuesto una colección inspirada en el jazz, con modelos con tocados más a lo Carmen Miranda que salidos de una 'jam session', en la que se mezclaban colores como el rosa Schiaparelli con el azul klein o el amarillo chillón en vestidos de tendencia escultórica y voluminosa. 

Roberto Verino ha dirigido su mirada a los años 70, concretamente a la actriz y modelo Marisa Berenson, que le ha servido de inspiración para una propuesta en la que reivindica el 'lujo asequible' en la que lo más reseñable han sido sus propuestas masculinas, con barba omnipresente en todos los modelos (algunas postizas), y los diseños metalizados. 

Aristocrazy.
Foto: Gabriel Pecot / Terra

Y excesivo ha sido también el desfile de Aristocrazy, principalmente por el tamaño de las joyas y por su espectacular puesta en escena, con proyecciones y una ambientación nunca vista en esta pasarela. Sus creaciones, hechas exclusivamente para el desfile y de las que saldrán luego diferentes joyas a tamaño real, se adornaban con gárgolas, rosas, cuernos de animales, rosas y motivos medievales. 

 

Terra Terra