publicidad
22 de febrero de 2013 • 09:22 AM • actualizado a las 09:44 AM

Desnúdate para ir a la moda: cómo llevar las transparencias

Moda al desnudo. Año tras año las transparencias llegan pero nunca para quedarse. Esta primavera, no sólo llegan sino que se imponen a ritmo de encajes, gasas y tejidos que muestran tu "yo interior".

 

Las celebrities ya han comenzado a enseñar centímetros de piel de más. Tanto, que en la última ceremonia de los Grammy se pidió "recato" en el dress code. ¿Hasta dónde son capaces de llegar las celebrities con sus transparencias? ¿Y tú?

 Oscuro objeto de deseo

Aunque habrás pensado, "jamás voy a ponerme eso", esta temporada las transparencias juegan a tu favor para que enseñes sin enseñar. ¿Cómo? Pues muy sencillo: bolsillos colocados estratégicamente, estampados en clave tribal o de flores y encajes y bordados que ocultarán tus encantos. Un must: camisa de rayas blancas y negras con juego de transparencias. Y nada de tu interior será revelado al exterior. Si no te atreves a llevarla a la oficina, déjala para tus tardes-noches de ocio.

Miranda Kerr es toda una fanática de las camisas transparentes y es habitual verla luciendo alguno de los modelos que Mango ha hecho para esta primavera-verano, firma de la que la modelo es imagen. La top opta por llevarla con pantalones ajustados, pitillos vaqueros o en tonos oscuros y maxibolso. Debajo de la blusa, sujetador a juego de los tonos de la camisa. Perfecto para mujeres con poco pecho. Y si quieres seguir con las tendencias, opta a llevar tu blusa transparente con un top corto (cropped top) de los que causarán furor este verano.

Foto: Getty Images

 El traje invisible

Las transparencias se mueven como pez en el agua por la noche. En esas salidas nocturnas hasta el amanecer tienes una oportunidad para dejarte mimar por un vestido ajustado de encaje o un top negro que deje entrever tu piel. Para combinarlo, dos opciones: blazer si quieres un look formal o cazadora perfecto si le quieres dar un punto rockero.

Y si has rescatado ese vestido de encaje que seguramente te compraste el invierno pasado (el tan aclamado lace dress), no temas en sacarlo del fondo de tu armario y volver a llevarlo. A la hora de combinarlo, déjate llevar: tonos ácidos si te atreves con todo. Colores empolvados si prefieres un look armónico. Al fin y al cabo, al menos podrán decir que eres una mujer transparente.

 

Terra