Bebés

publicidad
08 de abril de 2013 • 01:18 PM

Embarazo: Ejercicios seguros para ti y tu bebé (Video)

 

Una de las preocupaciones de las mujeres que se encuentran en estado de gestación es el hecho de mantenerse en forma para conservar su figura después del embarazo sin poner en riesgo la vida del bebé.

Mira este interesante video que te indica cómo hacer ejercicios durante el embarazo:

How to exercise during pregnancyHaz clic para ver el video en Terra TV
How to exercise during pregnancy

Ya es sabido que el ejercicio es muy sano y trae muchos beneficios no sólo para la madre, el bebé sino también a la hora del parto. Aun así es muy importante que tengas mucha precaución al realizarlos en este estado.

Aquí encontraras algunas recomendaciones a la hora de ejercitarte mientras esperas la llegada de tu añorado bebé. Asegúrate que las actividades que elijas sean sanas tanto para ti como para tu hijo así seas una ávida deportista o una persona muy sedentaria.

Lo primero es que debes consultar a tu médico ya que es él la persona más idónea para que de las recomendaciones necesarias dependiendo cuál es la situación de tu estado físico antes de quedar embarazada y por supuesto de cómo se va desarrollando tu estado de gestación.

Si siempre has sido una mujer que ha llevado un plan de ejercicios y tu embarazo se esté llevando de la manera más normal, lo más seguro es que tu médico te recomiende continuar con esa rutina con un poco menos de intensidad. El médico te indicará que ejercicios que acostumbras a realizar tendrías que evitar, si es el caso.

Foto: Thinkstockphotos

En cambio sí por el contrario llevabas una vida sedentaria y vas a empezar a ejercitarte ahora, consulta con tu médico antes de empezar una rutina de ejercicios. Puedes empezar con realizar ejercicios como yoga, estiramiento y el levantamiento de pesas.

Es importante que consumas las suficientes calorías diarias para tu estado,  de 300 a 500 calorías adicionales diariamente. Las necesitas durante el embarazo, sobre todo si estás haciendo ejercicio físico. Asegúrate de alimentarte bien para mantener tu organismo fuerte y bien nutrido.

Es absolutamente necesario que evites cualquier tipo de deporte peligroso dónde puedas perder el equilibrio como montar en bicicleta, cabalgar, o cualquier otro tipo de actividades extremas, como el esquí acuático o alpino, bucear, correr si anteriormente no lo habías hecho, gimnasia deportiva que implique piruetas y saltos, tenis, surfear etc, ya que durante el embarazo el cuerpo produce una hormona, la relaxina cuya función es darle mayor flexibilidad y elasticidad a las articulaciones y así prepararlas para el parto. El inconveniente es que esta hormona también afloja todas los ligamentos y coyunturas del cuerpo haciéndolo más susceptible a lesiones si te caes.

Realizar ejercicios de precalentamiento es sumamente indispensable para que los músculos y las articulaciones se preparen y para aumentar la frecuencia cardiaca.

Foto: Thinkstockphotos

Beber suficiente agua antes, durante y después del ejercicio de lo contrario podrías deshidratarte lo cual puede provocar contracciones y aumentar la temperatura, muchas veces alcanzado niveles que pueden ser peligrosos para ti y tu bebé. Así que antes de empezar la actividad, un vaso cada 20 minutos mientras te ejercitas, y otro más al terminar.

Otra sugerencia muy importante es que evites realizar actividades recostada en las espaldas después del primer trimestre ya que esta posición presiona una de las principales venas del cuerpo haciendo que disminuya el flujo sanguíneo al cerebro y al útero por lo que podrías sentir mareos.

No olvides mantenerte en movimiento, evita permanecer siempre en una misma posición y no exageres la actividad.  

Muy importante ten en cuenta las señales de alerta cuando estás haciendo alguna actividad física: mareos, náuseas, cambio exagerado del ritmo cardiaco, cambio repentino de temperatura, hinchazón de las pantorrillas, hemorragia vaginal, visión borrosa, dolor agudo en el abdomen o el pecho, pérdida de líquido por la vagina. En cualquiera de estos síntomas debes consultar inmediatamente a tu médico.

 

Terra