inclusão de arquivo javascript

Los besos que nunca te di | Amores Imperfectos
Los besos que nunca te di | Amores Imperfectos

Amores Imperfectos

Los besos que nunca te di

0 Comentario

Es una pena que los hombres muchas veces no se den cuenta que el beso para ellas puede ser el inicio o el fin de una relación.  Un termómetro. Muchas dicen: “Si besa mal yo no lo quiero” y creen que el futuro novio o marido puede desvanecerse ante un beso mal dado.

A ellas les encanta besar, es como recordar que el amor está vivo. Para muchos de nosotros es un acto más en el infinito juego del amor. Besamos como locos cuando la conocemos, no importa si tenemos 20,  40 o 60 años. El inicio de toda relación viene acompañado de besos cinematográficos y manos malabaristas. Pero con el pasar del tiempo y una vez conquistada la ‘presa’, parece que los besos no son tan importantes, no es necesario demostrar tanto amor. “No exageres”, dicen, “en público ni pensar, eso era cuando éramos novios, ahora somos casados”.

Y los besos de cine se transforman en besos y con el tiempo en besitos.

Y una noche, cuando ella se acuesta con su ropa interior más sensual, con su perfume más sexy y le pide un beso, él se da vuelta y le da un piquito.

Ella reclama y le dice ¿eso es un beso?” a lo que él responde: “estoy cansado me tengo que despertar temprano” y entre enojada y decepcionada ella le contesta: “Pero te pedí un beso y no que construyeras un cohete supersónico”.

Él se duerme con el piquito en sus labios y ella con el recuerdo de los besos de cuando eran novios, aquellos que le acalambraban el maxilar y le hacían arder los labios, cuando el papá la llamaba y corriendo por el viejo corredor que la llevaba del paraíso a su casa, se secaba la boca y se reía con el corazón, como solamente los que aman saben hacerlo.

El tiempo pasa y los besos también. Se vuelven anticuados y lo raro es que no decimos que es cosa de viejos, decimos todo lo contrario: “No seas loca, eso  es cosa de jóvenes, no somos adolescentes”.  Sí, por increíble que parezca nos olvidamos de besar y no nos damos cuenta que también nos olvidamos de decir “te amo”, “te quiero”, “te necesito”, el complemento ideal de todo buen beso.

Los inolvidables besos

¿Se acuerdan cuando él las besaba y ustedes levantaban una pierna? Era un reflejo natural e inconsciente del momento, como cerrar los ojos o abrazar. ¿Qué beso bien dado no viene acompañado de un abrazo impresionante? Aquel que te esconde debajo de tu protector, del hombre que te cuida y que en ese momento es el elegido.

Pero también cuántos besos desperdiciados con personas que no valían la pena, que sabíamos de antemano que no daría en nada. Son los besos de la experiencia, los que enseñaron a valorar los buenos e inolvidables besos.

Los que no dimos pero….

Nunca me arrepentí por los besos que di y sí por los dejé de dar, por los que no tuve coraje de pedir o arrancar. Cuantas novias se perdieron en esos besos que nunca di, o esposas, ¿y si una de ellas era la mujer de mi vida?

Y si un día tocase el teléfono y…

-          Hola, por favor con Claudia.

-          Es ella.

-          Que tal, no te debes acordar de mí, estudiamos juntos en el colegio.

-          Pero eso fue hace más de 25 años.

-          Exactamente hace  27 años

Y después de recordar viejos tiempos, colegas y profesores…

-          ¿Por qué me estás llamando?

-          Me gustaría besarte

-          ¿Cómo?

-          Si, lo que escuchaste, me gustaría besarte.

Claudia me dijo de nuevo que no, como en mis sueños, aquellos que me impidieron de tomar una actitud 27 años atrás. Me preguntó si estaba loco, borracho o consumía drogas.

Y como explicarle que la acompañaba todos los días a su casa, no porque era apenas su amigo, o porque le mentí que mi tía vivía a dos cuadras, y si porque la quería y estaba completamente enamorado por ella.

Como decirle que aquel beso que nunca nos dimos, me hizo falta durante toda mi vida.

 

Es raro pero hoy me doy cuenta que los besos que nunca di, son los que más extraño.

 

 

 

 

 

 

 

Marcelo Puglia Marcelo Puglia

Marcelo Puglia

Es uruguayo, periodista, escritor y autor de nueve libros publicados en toda América Latina sobre relaciones amorosas. Su libro “Como evitar enamorarse de un boludo” es un éxito teatral en varios países.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X LAS INOLVIDABLES EXNOVIAS